martes, 31 de agosto de 2010

De los extranjeros y los nadies


Tu dios es judío.
Tu coche es japonés.
Tu pizza es italiana.
Tu cuscús es argelino.
Tu democracia es griega.
Tu café es brasileño.
Tu reloj es suizo.
Tu camisa es india.
Tu radio es coreana.
Tus números son árabes.
Tu escritura es latina.
¿A quién llamas extranjero?


En estos últimos días de agosto me acompaña "El libro de los Abrazos" y cuando la circunstancia es propicia, me habla y me cuenta cosas. Así que lo abrí al tuntún y mis ojos se posan en el siguiente texto:




Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos y rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican la cultura, sino el folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.


Basta por esta noche, no quiero hastiaros con mis obsesiones.
¡Buen sueño y mejor despertar!

15 comentarios:

gaia07 dijo...

Nosotros, vencedores, heroicos, grandes, señores en un Imperio de humo y sangre donde nuestra infamia late con fuerza, cada vez que nuestra vaga duda vislumbra la verdad de las cadenas con las que nos mantienen engañados, sin conseguir desvirtuar la sonrisa insolente, distante, dura, helada, impresa a fuego en nuestro anónimo papel de verdugos.

Aún no nos lo dicen suficientes veces, seguimos sin implicarnos.
¡Qué menos que avergonzarnos nosotros mismos!

Silvia dijo...

"Los nadie" nosotros los de este país , no miramos atrás y no recordamos que en algún momento de nuestra historia, también fuimos "nadie"

Arya dijo...

Impulsar nuestra consciencia no es nada que pueda hastiarnos...

Un besos.. dulces noches y suegnos :)

hoka hey dijo...

DE algun FORMA tod=s siempre seremos nadie.
Desde que conocí este texto me ha llamado mucho la atención, no han sido pocas las veces en que lo he releido, y cada vez que vuelvo ha hacerlo obtengo un nuevo matiz que atesora su calidad. GRaciAS por volvermelo a mostrar.

Un abrazo

AIXA dijo...

Todos ,somos nadie,
incluso los que mas tienen.
No somos por lo que tenemos si no,por lo que somos,
MIL BESOS.

isla dijo...

No sé porqué esta "costumbre" de poner nombre a lo que no debería existir..
Ser nadie... ya sólo por el "verbo" es... alguien...
Yo no querría hacer distinciones, sé que las hay, pero no por eso dejamos de ser humanos, personas, seres, (cuánto nombre... y parece que ninguno expresa.)
De tus palabras es como si viera un río (¿la vida?)y dos formas de cruzarlo, a nado ... ó por un puente...(el problema es que a nado no es fácil si no te han enseñado a nadar..) Yo preguntaría ¿alguien elige cómo cruzar? ó ¿alguien decide por dónde cruzaremos?.
¿está en nuestras manos "ser nadie"?..
Vaya... cuanto más lo pienso más se me está torciendo el gesto..
[una pregunta más ¿sabes si se puede dejar de "ser nadie" ?]
Crees que no siendo nadie, nos damos cuenta de ello...? (se me está encogiendo el estómago..y me siento boba..)disculpas ..
un abrazo enorme
isla

Joshua Naraim dijo...

Una mayor implicación, un menor silencio y sobre todo ser conscientes de que, en muchas ocasiones, nos quejamos como víctimas y somos parte del verdugo.
Un abrazo, Gaia.

Joshua Naraim dijo...

Los nadie nacen en los ojos del que mira, Sylvia, que hace invisibles a estos seres humanos.
¡Quién no ha sufrido este tipo de ceguera en algún momento de su vida!
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Estoy de acuerdo, Arya, necesitamos ante todo tener consciencia.
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Disiento de tu comentario, Hoka.
Todos y en todo momento somos alguién aunque nos ningunéen, aunque seamos invisibles para muchos.
Todos somos respetables y por tanto deberíamos ser respetados. Nuestra esencia es ser.
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Todos somos alguien, Aixa.
Incluso los que menos tienen,
o los que no tienen nada,
son.
Besos.

Joshua Naraim dijo...

Posiblemente eso sea la vida, Isla, cruzar un río. Unos lo harán en barco, otros a nado, otros volarán en avión, globo o parapente, otros construirán un puente, etc.; unos se quedarán en el camino y otros alcanzarán la orilla.
Y tenemos dos alternativas claras, elegir nuestro camino o dejar que nos lo elijan.
A tu pregunta respondo: "Nadie es nadie, todos somos, aunque para muchos no alcancemos esa consideración: ¡Están ciegos, de orgullo, vanidad y estupidez!
Cambia el gesto y recibe mi abrazo.

mateosantamarta dijo...

Aquí, en La Tierra todos somos nadie, extranjeros de paso: nada más.
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Me ratifico en lo comentado a Aixa. Extranjeros de paso, si, pero somos.
Un abrazo.

AIXA dijo...

Si ,Joshua todos somos alguien.
aunque no seamos nada,
mil besos ..

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails