domingo, 29 de agosto de 2010

Joshua Naraim

Fotografía original de Joshua Nanaim Piñeiro

"Los tuareg pinchan con sus lanzas las estrellas,
para alumbrar con ellas los caminos..."

Soy una lengua dulcemente infame.
Soy un amoroso huracán.
Soy un trueno en una noche de lobos.
Soy un territorio blando, sembrado,
florecido de sentimientos.
Soy un viento tibio que acaricia hablando.
Soy un mago disfrazado de amapola.
Soy un susurro
en la grieta profunda y oscura de la noche.
Soy un embarcadero
repleto de barquitos de sueños.
Soy un ayer añorado
y un futuro incierto.
Soy un delirio sin dueño.
Soy un silencio de maldades
sin fauces, astas y zarpazos.
Soy un soldado contento
en una trinchera de besos.
Soy un arroyo puro
que no quiere bajar al valle.
Soy un saxo arrebatador e intimista.
Soy un dolor disfrazado de carcajada
Soy un poeta de corazón grande
y rima olvidada.
Soy un aliento perseguido y entrecortado.
Soy un tintero seco y olvidado.
Soy un salto mortal
sobre el vacío eternamente aplazado.
Soy una mezcla de acierto y de errores,
de dudas y afirmaciones,
de convencimientos y desconocimientos.
Soy una hoja que, a veces,
se encuentra despajada de la rama,
pero también puedo ser tronco
de raíces profundas.
Soy un vaivén de sentimientos
claros y oscuros,
de aplazamientos íntimos,
y de carreras hacia cualquier parte.
Entono aquí mi declaración expresa
de mis limitaciones,
de mis debilidades,
de mis temores,
de mis delirios.
Puedo ser:
egocéntrico,
pagano,
ridículo,
distante,
insensible,
tornadizo,
distraído,
envanecido,
atormentado
y torpe.
Pero puedo ser:
sensible,
generoso,
amable,
cercano,
amoroso,
intuitivo,
místico,
fuerte,
poeta,
saltimbanqui,
mago,
amigo,
amante.
Entono todas mis contradicciones
Para que puedas sacar
tus conclusiones
desde todos los ángulos físicos
de mi montaña.


9 comentarios:

gaia07 dijo...

Te conoces.
Sabrás coger lo mejor de ti en cada situación que encuentres.
Será esa brillante estrella que alumbrará tu camino y divisaremos cada vez que te busquemos.

Mirada intensa , dispuesto pareces a entregarte entero. Adelante.
Un abrazo que arme más firmemente tu armadura.

isla dijo...

"...soy un silencio de maldades sin fauces.." " soy un salto mortal sobre el vacio eternamente aplazado..."
Estoy segura, que sobretodo..ERES..yo creo reconocer una mezcla de fortaleza y debilidad, una osadía y una humildad poco común y sobretodo mucho respeto y cariño..
Gracias por ello.
isla
pd. (¿no te da calor el "pañuelo"?)

Joshua Naraim dijo...

Trato de conocerme, Gaia, hasta en lo que no me gusto; cambiar o mejorar en lo que puedo y aceptar lo que no puedo.
Vivo un etapa de cambio radical, de empezar de nuevo, con toda la experiencia, sabiduría y cicatrices de los fracasos acumulados, de los golpes recibidos y de las injusticias sufridas. También de lo mucho positivo que he vivido, aunque marca menos.
Tu abrazo no lo usaré para afirmar la armadura, sino para sacarla, para desprenderme de ella, ya esta oxidada de los muchos años que la llevo cargando, ya es hora de deshacerse de ella y que la piel respire.
Gracias por tu abrazo liberador, otro para ti, Gaia.

Joshua Naraim dijo...

En el dilema del mundo "SER" o "TENER", Isla, va ganando por goleada "EL TENER", pero todavía quedamos algunos locos pacíficos que creemos que es en el SER, en la ESENCIA, donde se encuentran los verdaderos y auténticos tesoros de las personas.
En mi, como en cualquier persona, viven todas las virtudes y todas sus contradicciones; no renuncio ni a las unas ni a las otras, tan sólo aspiro a mantenerlas equilibradas y en armonía.
El pañuelo, como el sol, da calor en verano, aunque me protege de las quemaduras y de las miradas curiosas, indiscretas o indeseadas.
Los que saben leer en mis ojos llegán a ver mi rostro.
Biquiños, Isla

Arya dijo...

Eres tu Joshua Naraim... el tuareg que conocemos y no.

Un gran abrazo y mil sonrisas :)

Joshua Naraim dijo...

Como en los Iceberg sólo vemos la punta que flota. De mí veís lo que dejo ver, lo que flota en este blog y lo que no dejo ver pero adivináis o percibís. Pero en el fondo, más allá de la vista y las percepciones están mis demonios, diablos ocultos, que casi nunca se muestras, que yo conozco aunque vosotros no. Y más al fondo todavía, un yo desconocido, incluso por mí.
Mi empeño es acortar las diferencias entre lo que soy, lo que quiero ser y lo parezco ser, y aún estoy muy lejos de conseguirlo.
Sonrío contigo, Arya.

Arya dijo...

Somos un mundo... y no hay nadie que lo conosca todo ; )

No hay final para tan alucinante camino... sigue disfrutando de tu busqueda y los encuentros... aquellos que la vida nos permite.. como quien nos deja degustar un poquito de todo lo grande que se viene.

Mi abrazo Joshua.. es un placer leerte luego de dias de rutina. Tu blog es mi pequegno oasis.. Gracias.

pd: estoy leyendo El Monje que vendio su Ferrari... lo habras leido seguro. Pienso conversaria horas contigo. :)

Joshua Naraim dijo...

Si lo he leído, hace ya algunos años.
Te voy indicar tres libros que en cierta forma me ayudaron a crecer, en el orden que los leí:
El alquimista de Paulo Coelho
El fákir de Ramiro Calle
El Camino de la Sabiduría de Deepak Chopra. (El contenido resumido de este último lo tienes en doce videos en mi blog Alquimia espiritual con el título sendero del mago.
Un abrazo Arya.

Arya dijo...

Leidos ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails