sábado, 7 de agosto de 2010

Amar a un ser humano

Picaso - Amistad


Existe una manera de vivir a la que los Lakota llaman "Caminar en la Belleza." 
Se dice que uno Camina en la Belleza 
cuando tiene su Tierra (fisicalidad) 
y su Cielo (espiritualidad) en Armonía.



La intención de Lakota es Caminar en la Belleza. 
Que Wakan Tanka, el Gran Misterio, ilumine nuestro camino.



 Cheryl Harleston


Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni siquiera en sí mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la vida.




Amar a un ser humano es brindarle la oportunidad de ser escuchado con profunda atención, interés y respeto; aceptar su experiencia sin pretender modificarla sino comprenderla; ofrecerle un espacio en el que pueda descubrirse sin miedo a ser calificado, en el que sienta la confianza de abrirse sin ser forzado a revelar aquello que considera privado; es reconocer y mostrar que tiene el derecho inalienable de elegir su propio camino, aunque éste no coincida con el tuyo; es permitirle descubrir su verdad interior por sí mismo, a su manera: apreciarlo sin condiciones, sin juzgarlo ni reprobarlo, sin pedirle que se amolde a tus ideales, sin exigirle que actúe de acuerdo con tus expectativas; es valorarlo por ser quien es, no por como tú desearías que fuera; es confiar en su capacidad de aprender de sus errores y de levantarse de sus caídas más fuerte y más maduro, y comunicarle tu fe y confianza en su poder como ser humano.


Amar a un ser humano es atreverte a mostrarte indefenso, sin poses ni caretas, revelando tu verdad desnuda, honesta y transparente; es descubrir frente al otro tus propios sentimientos, tus áreas vulnerables; permitirle que conozca al ser que verdaderamente eres, sin adoptar actitudes prefabricadas para causar una impresión favorable; es exponer tus deseos y necesidades, sin esperar que se haga responsable de saciarlas; es expresar tus ideas sin pretender convencerlo de que son correctas; es disfrutar del privilegio de ser tú mismo frente al otro, sin pedirle reconocimiento alguno, y en esta forma, irte encontrando a ti mismo en facetas siempre nuevas y distintas; es ser veraz, y sin miedo ni vergüenza, decirle con la mirada cristalina, "este soy, en este momento de mi vida, y esto que soy con gusto y libremente, contigo lo comparto... si tú quieres recibirlo".


Amar a un ser humano es disfrutar de la fortuna de poder comprometerte voluntariamente y responder en forma activa a su necesidad de desarrollo personal; es creer en él cuando duda de sí mismo, contagiarle tu vitalidad y tu entusiasmo cuando está por darse por vencido, apoyarlo cuando flaquea, animarlo cuando titubea, tomarlo de las manos con firmeza cuando se siente débil, confiar en él cuando algo lo agobia y acariciarlo con dulzura cuando algo lo entristece, sin dejarte arrastrar por su desdicha; es compartir en el presente por el simple gusto de estar juntos, sin ataduras ni obligaciones impuestas, por la espontánea decisión de responderle libremente.


Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.


Amar a un ser humano es atreverte a expresar el cariño espontáneamente a través de tu mirada, de tus gestos y sonrisas; de la caricia firme y delicada, de tu abrazo vigoroso, de tus besos, con palabras francas y sencillas; es hacerle saber y sentir cuánto lo valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerle sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido.


Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios limites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquellos que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.


Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada "ser humano", de la cual tú formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo.


Autor: Andrea Weitzner

18 comentarios:

panteraenlanoche dijo...

Me encantaron los enlaces y la definición de Wanka Tanka,hermosa definición idealizada...fantasiosa.
Me gustó el blog que enlazaste,supongo que te inspiraste en él.
En cuanto al texto:
Me quedo especialmente con esta parte:

Amar a un ser humano es atreverte a mostrarte indefenso, sin poses ni caretas, revelando tu verdad desnuda, honesta y transparente; es descubrir frente al otro tus propios sentimientos, tus áreas vulnerables; permitirle que conozca al ser que verdaderamente eres, sin adoptar actitudes prefabricadas para causar una impresión favorable; es exponer tus deseos y necesidades, sin esperar que se haga responsable de saciarlas; es expresar tus ideas sin pretender convencerlo de que son correctas; es disfrutar del privilegio de ser tú mismo frente al otro, sin pedirle reconocimiento alguno, y en esta forma, irte encontrando a ti mismo en facetas siempre nuevas y distintas; es ser veraz, y sin miedo ni vergüenza, decirle con la mirada cristalina, "este soy, en este momento de mi vida, y esto que soy con gusto y libremente, contigo lo comparto... si tú quieres recibirlo".
Y tu ¿cual eliges?
Besos de pantera en la noche.

Joshua Naraim dijo...

Normalmente se nos ha trasmitido una imagen de los nativos americanos, "indios" o "pieles rojas", de seres salvajes, desalmados y crueles. Así es la historia de los vencedores, "los rostros pálidos". Sin embargo, estos pueblos, tenían una sabiduría, un respecto y una integración con la naturaleza y su entorno digna de tener en cuenta. Se podría resumir en: "Amar la naturaleza"
Hace algún tiempo mientras leía "Mujeres que corren con los lobos" de Clarissa Pinkola Estes, (recomendable para toda mujer, algo me llevo, no recuerdo lo que, a conocer un poco de "Los Lakota"(que significa alianza de amigos) un pueblo perteneciente a la "Gran Nación Sioux,dueños de una rica espiritualidad y un profundo respecto por toda la vida visible e invisible.
En el post se mezcla esa primera parte, más amplia, de amor por la vida y la tierra, con la segunda, mas concreta, referida al ser humano.
¿Cuál elijo, me preguntas?
no me gustaría elegir, cada párrafo tiene su razón y su sentido. Pero si tuviera que hacerlo me quedaría con el primero: "Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas..."
Besos, Pantera.

Ananda Nilayán dijo...

Sabiduría del Camino Rojo en las ancestrales voces de los Lakota unida a estas enseñanzas tan fáciles de entender y tan díficiles de llevar a cabo por nuestra densa humanidad.

Como dicen los Lakotas: Aho Mitakuye Oyasin (por todas nuestras relaciones con amor)

Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Amigo Joshua, me uno al comentario de Ananda: breve y preciso.
Enhorabuena por tu blog. He hojeado algo de Tagore a raiz de los aforismos que publicaste.
Un abrazo.

AIXA dijo...

Que bello es tener a esas personas a tu lado siempre, para lo malo y para lo bueno. compartir ,ser como una es , sin mascaras ni corazas ser una misma .

me encanta leerte ,
MIL BESOS.

Joshua Naraim dijo...

El progreso de nuestra civilización, Ananda, tiene muchas cosas buenas, casi todas en el terreno material, pero estamos perdiendo en nuestra afán, principios y valores fundamentales que nos conectaban con el espíritu y el universo.
Aho Mitakuye Oyasin

Joshua Naraim dijo...

Agradezco tus visitas, Mateo.
Aunque fundamentalmente escribo para mi mismo, dejando constancia de donde poso la mirada en un determinado momento, uno se siente gratificado cuando lo que hace puede compartirlo y, además, siente el eco y la compañía de otras voces y otras gentes, que aunque desconocidas, te muestran su mundo, sus inquietudes y sus simpatías.
Un abrazo

Joshua Naraim dijo...

Dicen Aixa, que quien tiene un amigo tiene un tesoro, y es verdad, pero si nuestras manos tuvieran tantos dedos como amigos auténticos, muchos, muchos tendríamos muñones, o casi.
Un abrazo.

panteraenlanoche dijo...

Ví tu comentario,¿qué colores me propones que cambie el rojo o el color del texto?.Es cierto que dificulta la lectura,antes tenía el azul cielo en vez de rojo.
Gracias por acercarte.
Besos de pantera en la noche.

J. Marcos B. dijo...

Para amar a un ser humano en toda plenitud, en primer lugar hay que Amarse a uno mismo. Según como que te ames, podrás amar.

Acabo de leer aquí: "Se dice que uno Camina en la Belleza cuando tiene su Tierra y su Cielo en Armonía", algo muy importante a integrar antes de pretender amar a otro. El amor a uno mismo es el primer paso, si uno no se quiere, no se valora, no se cuida, etc... no sabrá amar a los demás, o si, pero sera un ser dependiente de los demás, plan: no soy nada sin ti si me dejas...

Much@s se quejan de nunca encontrar a alguien que les ame de verdad, dicen que siempre encuentran más de lo mismo, que siempre me quieren por mi cuerpo, etc...

Un@ recibe lo que da y atrae le que es.

Escribí algo en el blog sobre este tema, aquí te dejo un extracto:

"Como bien sabemos, el amor atrae al amor, el sexo atrae al sexo, el dinero atrae al dinero, el bostezo atrae al bostezo...el tonto, acaba atrayendo al tonto...etc...etc.
Lo afine, se atrae...es así... :) y un@, si es atractiv@ y es lo que resalta de primeras de su personalidad, puede poner más amor, dulzura y discreción en sus actos y sus formas de desenvolverse quizás, e intentar equilibrar más cuerpo y alma, pero solo es una idea". Si quieres leer más... http://tao-sai.blogspot.com/2010/06/uno-atrae-lo-que-es.html

Enhorabuena por tu blog, gracias por estar, por compartir y por tu vista. Un abrazo. Namaste.

Joshua Naraim dijo...

Es mas fácil, Pantera, cambiar el color de la letra, lo importante es que los colores armonicen y además, permitan una lectura fácil.
Acabo de ver tu página y ahora se lee mucho mejor.
Bicos.

Joshua Naraim dijo...

Bienvenido J. Marcos.
Solo se puede dar lo que se tiene y hay que tener amor para dar amor. Amor a ti mismo y a los demás.

Y una segunda cosa, aceptar las diferencias. A veces, nuestras expectativas de amor no son coincidentes con las de la persona amada, tanto en nuestra faceta de amante como en la de amado. En el equilibrio, el respecto y la sinceridad esta el secreto de unas relaciones maduras y fructíferas.
Un abrazo. Namaste.

panteraenlanoche dijo...

Joshua, gracias por tu visita,tus comentario en pantera en la noche es precioso gracias por apreciar mi sensibilidad.
En mi blog a veces no respondo a los comentarios, porque o que no tendría que responder a todos.

Como publicas tan a menudo entré para ver si tenias más post y como no vi ninguno leí el enlace que puso J. Marcos y mi comentario se parece al tuyo aunque el tuyo es muy acertado.
Besos.

Joshua Naraim dijo...

Veo que cambiaste tu imagen, abandonaste la belleza de Scarlett Johansson, por otra más onírica, sugerente y sofisticada.

Seguramente estaba escribiendo el último post, cuando me visitaste.

En breve dejare de publicar tan a menudo, vivo un tiempo de relativo asueto que me permite utilizar mi tiempo en estos menesteres.

En breve me embarcaré en una nueva aventura vital que pondrá a prueba mi coherencia y equilibrio, empezando una nueva etapa en mi vida: empezar de cero en una tercera juventud, un reto difícil pero necesario. Y mis apariciones serán mucho más espaciadas, aunque trataré de que sean mejores.
Bicos

panteraenlanoche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gaia07 dijo...

Prefiero aquello de ama y no esperes que a “cambio” te amen, ni ninguna otra cosa, solo sigue amando.

Un abrazo

Joshua Naraim dijo...

Constestaré a tu mensaje de facebook, Pantera, en breve.
Las perseidas se ven mejor lejos de la ciudades, sin contaminación lumínica, tirados en un prado en medio de la nada.
Un abrazo

Joshua Naraim dijo...

Me gusta pensar, Gaia, que lo que queremos nos quiere aunque no quiera querernos, aunque no siempre sea así.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails