miércoles, 23 de diciembre de 2009

Feliz Navidad


Que en estas fiestas:
la magia sea tu mejor traje,
tu sonrisa el mejor regalo,
tus ojos el mejor destino,
y tu felicidad mi mejor deseo.
FELIZ NAVIDAD

lunes, 21 de diciembre de 2009

El pasado perdido

"Nadie necesita ayuda
para tener problemas"
Proverbio Mahorí

Una joven esperaba el embarque de su vuelo en un gran aeropuerto...
Como tenia una larga espera ante si, decidió comprarse un buen libro y un paquete de galletas. Se sentó lo mas cómodamente que pudo y se puso tranquilamente a leer y a comer, dispuesta a pasar un buen rato de descanso.

Al lado de su asiento, donde se encontraba el paquete de galletas, un hombre abrió una revista y se puso a leer. Cuando ella cogió la primera galleta, el hombre también cogió uno. ella se sintió irritada por este comportamiento, pero no dijo nada, contentándose con pensar "¡que cara dura!"

Cada vez que ella cogía una galleta, el hombre hacia lo mismo.
ella se iba enfadando cada vez mas, pero no quería montar un espectáculo.
Cuando solo quedaba una galleta, pensó "y ahora, ¿que va a hacer este imbécil?
El hombre cogió la galleta, la partió en dos y le dio la mitad.

Bueno, esto era demasiado, ella estaba muy enfadada, en un arranque de genio cogió sus cosas y su libro y salio disparada a la sala de embarque.
Cuando se sentó en el asiento del avión abrió su bolso... y con gran sorpresa descubrió su paquete de galletas intacto y cerrado!!

Se sintió muy mal, no comprendía como se había podido equivocar, olvidó que había guardado su paquete de galletas en el bolso.

El hombre había compartido su galletas con ella sin ningún problema, sin rencor, sin explicaciones de ningún tipo, mientras que ella se había enfadado tanto, pensando que había tenido que compartir sus galletas con el. Y ahora ya no tenia ninguna posibilidad de explicarse ni de pedir excusas.

Hay cuatro cosas que no podremos recuperar nunca mas.....

UNA PIEDRA DESPUES DE HABERLA TIRADO.
UNA PALABRA DESPUES DE HABERLA DICHO.
UNA OCASION DESPUES DE HABERLA PERDIDO.
EL TIEMPO CUANDO YA HA PASADO.

martes, 1 de diciembre de 2009

Habitación con vistas a tu cuerpo


Mi futuro y Heráclito

Imprevisible amor de muchos años.
Nadie besa dos veces
a la misma mujer.



Nuevas confesiones

Ese otro,
también te ama.

Darío Jaramillo Agudelo

Es que no eras el mismo,
me dices con los ojos quemados de mirarme.

Te dolía la casa,
viajabas demasiado y sin motivo,
rodabas por el humo de la noche
igual que el sueño roto de la mesa,
parecías amargo,
muy perdido,
tal vez por otros cuerpos,
tal vez por una fecha
en la vida de nadie,
una cita sin año ni estación.

El cuervo de la lluvia cruza por la ventana.

Cuando yo no era el mismo,
te quería también.

Luis García Montero. De "Vista cansada"

Resumen de los hechos



He hablado con la muerte por teléfono
y he recibido e-mails de amor que se borraron
sin dejar una lágrima de papel amarillo.
Nadie olvide los tiempos, pero nadie se engañe:
al final sólo importan el amor y la muerte.

Luis García Montero


Os invito a releer está pagina. Joshua Naraim:

viernes, 20 de noviembre de 2009

La casa por el tejado




A FGS
Quién está en paz jamás perderá su calma.
Joshua Naraim

Ahora si, parece que ya empiezo a entender
Las cosas importantes aquí
Son las que están detrás de la piel
Y todo lo demás...
empieza donde acaban mis pies
después de mucho tiempo aprendí
que hay cosas que mejor no aprender.

El colegio poco me enseño...

si es por esos libros nunca aprendo a:

Coger el cielo con las manos
a Reír y a llorar lo que te canto
a Coser mi alma rota
a Perder el miedo a quedar como un idiota
y a empezar la casa por el tejado
a poder dormir cuando tú no estás a mi lado

menos mal que fui un poco granuja
todo lo que se me lo enseñó una bruja

Ruinas... ¿no ves que por dentro estoy en ruinas?
Mi cigarro va quemando el tiempo,
tiempo que se convirtió en cenizas

Raro!! no digo diferente digo raro!!
ya no sé si el mundo está al revés
o soy yo el que está cabeza abajo

El colegio poco me enseñó...
si es por el maestro nunca aprendo a:
Coger el cielo con las manos
a Reír y a llorar lo que te canto
a Coser mi alma rota
a Perder el miedo a quedar como un idiota
y a empezar la casa por el tejado
a poder dormir cuando tú no estás a mi lado

menos mal que fui un poco granuja
todo lo que se me lo enseñó una bruja

sábado, 14 de noviembre de 2009

Carlos Oroza: Recital Poético

Carlos Oroza, poeta mágico, gallego, único y genial,
es sin duda el mejor rapsoda que existe en Europa.
Sus recitales a mitad de la década del sesenta eran tan imponentes
que, al finalizar su intervención, salía del escenario como un torero,
a hombros de los estudiantes.
Posee un lenguaje de una originalidad sin medida, el carisma del océano.
Oroza es como una ola gigante, profunda y azul, de consecuencias imprevisibles,
donde puedes naufragar para siempre
o ser arrojado a las playas más dulces del globo".

Retrato telegráfico de Carlos Tena



AMÉRICA

Me he despertado en este trozo oscuro y estoy inmerso en esta oscuridad y es más inmensa aún la noche inmensa y casi muerta la noche arrastro con su voz tremando

Por eso cuando ibas por la carretera y te desviaste hacia el mar
y me contaste que habías visto salir de debajo de las aguas brazos. Brazos trepando Trepando hacia la arena
Comprendí que eran seres Miles de seres que el mar había rescatado. Miles de años de seres de América escapada

América estaba al Iado del mar tratando de subir por una inmensa
cuesta blanca arriba
De arena blanca hasta llegar al blanco fronterizo con la carretera

Era toda América crucificada a la orilla
Toda la América insalvada y fija.
Brazos saliendo del mar crucificados avanzando
brazos pájaros sin cabeza
Brazos voces sumisas en la orilla

Y Poe estaba americando
y Poe llevaba un bicho que había
salido por su boca
Y era Poe Poe Poe
Poe haciendo ruidos con el agua
Poe besando por el alma de la playa

Y toda aquella gente que venía suspendida por la carretera
No se daba cuenta de nada
porque no tenían la costumbre de mirar la oscuridad
Ni en sus ojos estaban habituados a la noche
Eran los ojos oriundos los ojos de una infinita estepa sedienta y soleada

Y fue horrible enfrentarse con "aquello"
Enfrentarse con la carretera y bajar al mar.

América estaba crucificada a la orilla.
Toda la América hundida.
La América errante y los brazos se alzaban Se alzaban y se hundían
se hundían y se alzaban
Se alzaban gateando hasta llegar al blanco fronterizo entre la
carretera y el mar
Era América crucificada América hundida que trataba de llegar
a la carretera.

Aquella noche en la playa cruzaste. Tocaste aquellas manos
y las manos se soliviantaron. Empezaron a levantarse y a rechazarte Empezaron a golpear en el mar a sublevar las olas
A devolver al aire al cielo al techo la lluvia que había secado
y tú has tocado Has dado con las manos en el aire
Has dado con las manos en el agua y estás golpeando Golpeando de nuevo en el agua

y Poe estaba americando. Y Poe llevaba un bicho que había salido
por su boca
Poe haciendo ruidos con el agua
Poe besando por el alma de la playa.

y América ya no recibía calor. América estaba crucificada y no había conseguido avanzar ni un milímetro tan solo.

Penetraste aún más. Llegaste al pie del agua te transformaste
y querías atraer las cosas. Atraerlas a la carretera y llevarlas a la noche
Inmensa y seca
y había miles y miles de kilómetros y ellos estaban estancados Estaban estampados por la espalda y por el pecho
Estaban estampados en la arena y contra el agua.

y Poe estaba americando. Y Poe llevaba un bicho que había salido por su boca.

y era Poe Poe Poe
Poe haciendo ruidos con el agua Poe besando por el alma de la playa.

y América estaba crucificada a la orilla
y no había conseguido avanzar ni un milímetro tan solo Desesperadamente de amaramer mi alma se multiplicaba
y se engendraba buscando canales para salvarse
y no podía ser. Tropezaba contra la carretera y no podía avanzar y volvía formando círculos a incrustarse en los dedos de América.

y Poe estaba americando. Y Poe llevaba un bicho que había
salido por su boca
y era Poe Poe Poe
Poe haciendo ruidos en el agua
Poe besando por el alma de la playa.

MALÚ

Parece entonces como si yo y yo fuésemos dos personas que se persiguen mutuamente.
Es en la evasión donde está el sentido de mi propia seguridad.
Oh eva
évame malú
évame malú

Hoy en ferragosto o julio triste prohibido e inasequible. Solo
Oh eva.
Évame eva.
Évame si me transito.

Era de noche por tus ojos de fiebre - ómnima por tus manos que me acarician.
Era extraño cómo subsistía por la noche cada noche deviniendo por mis pasos
para encontrar dormido el cuerpo enfermo en la otra casa.

Mi cuerpo contra mí - Tu boca caliente y sofocada -
conflúyete
abrázate
no rompas el silencio no toques la pared
me conforto en tu aliento
miro por tus ojos empujo por tus ojos
y me encuentro con las últimas cenizas.

Me dejo en libertad - ómnima mis pasos
y corro - corro por la playa hacia la casa abandonada.

No sé que hacer si estoy detrás de mí
tengo miedo tropezar tu cara
mirar tus ojos y verme divisado
aspirar tu aliento y verme subsistido
tropezar tus manos y verme aderezado
cariño eva évame.

Ómnima si mi pálpito se pierde por los trenes y pulula por los gemidos
mi pálpito pegado al viet dolorosamente ernesto a tu cintura nati
mismo
cuando me dejo en libertad
y corro corro - corro por la playa hacia la casa abandonada
ómnima
ómnima
ómnima
mientras subsisto extraño por la noche deviniendo por mis pasos
para encontrar dormido el cuerpo enfermo en la otra casa.

Oh eva
évame eva
évame si me transito

Intento translucirme malú para llevar contigo
Y no hay apoyo vital para afirmarme
Y es como llegar a mí malú contigo
Madre por una sola vez si me transcurres
Mientras subo o me adelantas la luz para llegar arriba
Por una sola vez una vez dos veces tres veces golpeándome en las sienes
Tus brazos retenidos en las sombras
Tu mano y tu latido
Tu voz poderosa desde abajo – contigua hacia el balcón
Para decir que ha muerto alguno en esta casa
Pudo haber muerto alguno en esta casa
Y es como llegar a mí malú contigo
Inmersa
Golpeando fuertemente desde abajo
Golpeando en la escalera
Metiendo tus manos tus codos tus brazos por los huecos
Golpeando la pared
Tremándome en la vértebra
Demorando mis pasos por las sombras.

Una vez me escupiste cenizas en los ojos
Y yo te dije
Sigue sigue sigue
Te me adelantas. Tengo miedo. Estás golpeando al mundo.
Pero tu me das malú – malú – malú
Malú para llegar arriba.

Oh eva - Evame - Eva - Évame si me transito.


Mucho más en http://carlosoroza.blogspot.com/

martes, 10 de noviembre de 2009

¿Que haría si volvieses a vivir?



Es mejor arrepentirse por algo que uno hizo
que por algo que uno no hizo.

Contestación que dio Nadine Stair, una mujer de 85 años a la pregunta:

"Me relajaría. Sería más flexible. Sería más tonta de lo que fui en este viaje. Me tomaría menos cosas con seriedad. Correría más riesgos. Haría más viajes. Escalaría más montañas y nadaría en más ríos. Comería más helados y menos garbanzos. Tal vez tendría más problemas reales, pero menos problemas imaginarios. Sabe, soy de las que viven con sensatez y sanamente hora tras hora, día tras día. Ooooh, he tenido mis momentos y si volviera a vivir, tendría más. De hecho, trataría de no tener otra cosa. Sólo momentos. Uno tras otro, en lugar de vivir tantos años por adelantado cada día. He sido de esas personas que no van a ninguna parte sin un termómetro, una botella de agua caliente, un impermeable y un paracaídas. Si tuviera que volver a vivir, la próxima vez viajaría más liviano. Si tuviera que volver a vivir, empezaría a andar descalza más temprano en la primavera y seguiría así más tarde en el otoño. Iría a más bailes. Subiría a más calesitas. Cortaría más margaritas."


lunes, 9 de noviembre de 2009

Pink Floyd - Another Brick in the Wall

Me he sentado en el centro del bosque a respirar



Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
He respirado al lado del mar fuego de luz.
Lento respira el mundo en mi respiración.
En la noche respiro la noche de la noche.
Respira el labio en labio el aire enamorado.
Boca puesta en la boca cerrada de secretos,
respiro con la sabia de los troncos talados,
y, como roca voy respirando el silencio
y, como las raíces negras, respiro azul
arriba en los ramajes de verdor rumoroso.
Me he sentado a sentir cómo pasa en el cauce
sombrío de mis venas toda la luz del mundo.
Y yo era un gran sol de luz que respiraba.
Pulmón el firmamento contenido en mi pecho
que inspira la luz y espira la sombra,
que recibe el día y desprende la noche,
que inspira la vida y espira la muerte.
Inspirar, espirar, respirar: la fusión
de contrarios, el círculo de perfecta consciencia.
Ebriedad de sentirse invadido por algo
sin color ni sustancia, y verse derrotado,
en un mundo visible, por esencia invisible.
Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
Me he sentado en el centro del mundo a respirar.
Dormía sin soñar, mas soñaba profundo
y, al despertar, mis labios musitaban despacio
en la luz del aroma: «Aquel que lo conoce
se ha callado y quien habla ya no lo ha conocido».

Antonio Colinas

domingo, 25 de octubre de 2009

Recordándote


Habitas en mi pensamiento, Indah.
Separada quizá por un hilo de sombra,
iluminada por la luz de un recuerdo:
vivo, intenso y añorado.
Joshua Naraim


Alguien ha entrado en la memoria blanca, en la inmovilidad del corazón.

Veo una luz debajo de la niebla y la dulzura del error me hace cerrar los ojos.

Es la ebriedad de la melancolía; como acercar el rostro a una rosa enferma, indecisa entre el perfume y la muerte.

De "Esta Luz". Antonio Gamoneda

sábado, 17 de octubre de 2009

Recordando a Mercedes Sosa



En recuerdo a Mercedes Sosa,
que con su voz, sus canciones
y su compromiso con la libertad
tanto me han emocionado.
Gracias "Negra", por tu vida,
en este año de pérdidas.

Joshua Naraim

Alfonsina y el mar

Por la blanda arena
Que lame el mar
Su pequeña huella
No vuelve más
Un sendero solo
De pena y silencio llegó
Hasta el agua profunda
Un sendero solo
De penas mudas llegó
Hasta la espuma.

Sabe Dios qué angustia
Te acompañó
Qué dolores viejos
Calló tu voz
Para recostarte
Arrullada en el canto
De las caracolas marinas
La canción que canta
En el fondo oscuro del mar
La caracola.

Te vas Alfonsina
Con tu soledad
¿Qué poemas nuevos
Fuíste a buscar?
Una voz antigüa
De viento y de sal
Te requiebra el alma
Y la está llevando
Y te vas hacia allá
Como en sueños
Dormida, Alfonsina
Vestida de mar.

Cinco sirenitas
Te llevarán
Por caminos de algas
Y de coral
Y fosforescentes
Caballos marinos harán
Una ronda a tu lado
Y los habitantes
Del agua van a jugar
Pronto a tu lado.

Bájame la lámpara
Un poco más
Déjame que duerma
Nodriza, en paz
Y si llama él
No le digas que estoy
Dile que Alfonsina no vuelve
Y si llama él
No le digas nunca que estoy
Di que me he ido.

Te vas Alfonsina
Con tu soledad
¿Qué poemas nuevos
Fueste a buscar?
Una voz antigua
De viento y de sal
Te requiebra el alma
Y la está llevando
Y te vas hacia allá
Como en sueños
Dormida, Alfonsina
Vestida de mar.

sábado, 3 de octubre de 2009

Decidí


… Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar…

Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,
decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos.

Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,

Descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui.

Me dejó de importar quién ganara o perdiera;
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.

Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien “Amigo”.

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento,
“el amor es una filosofía de vida”.

Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

Aquel día decidí cambiar tantas cosas…

Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.

Desde aquel día ya no duermo para descansar… ahora simplemente duermo para soñar.

Walt Disney

martes, 22 de septiembre de 2009

Homenaje íntimo: Emoción y lágrimas

video

A Indah, que partió hacía la Luz el 24 de mayo de 2009

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.

Vives en mi silencio, en mi recuerdo,
en mi corazón y sobre todo en tu luz.
¡Buen viaje, amiga!

Joshua Naraim


El secreto

Quiero contarte un secreto que empieza
y nunca acaba, que va y viene, y se va;
quiero contarte que cuando poesía y palabra se alían contra el mundo,
descubren en los surcos que el mar deja en la playa,
hileras de dragones de escamas amarillas;
que, cuando la poesía se une a la palabra,
la luz cae,
se apaga y se consume
nombrando uno por uno el nombre de las cosas
(por eso, un verde más oscuro corona las palmeras)

quiero contarte que entonces se incendia la espalda de
las olas, que llegan las sirenas y secuestran al sol,
que lo oculta tras su daguerrotipo hecho de plata antigua,
y después
(mientras lo llora inconsolable el mar)
lo esconden en los pecios de proa de aquel viejo navío
que surcaba otros Mares en medio de la nada; mas
¿cómo puedo contártelo
si tú no me respondes que acuden en su auxilio
bandadas de cometas -pequeñitas y blancas-
que echan a volar cuando muevo las manos?:

(se suceden naufragios en mis ojos)

pero, poesía y palabra,
dueñas del país de mi Nunca Jamás, me impiden naufragar,
y me cuentan que ser feliz
es
algo muy sencillo: es vivir;
es esperar que vuelvan las sirenas que secuestran al sol,
y ver como, mientras lo llora inconsolable el mar,
con un hilo finito, se cose y se descose (Penélope marítima)
ojales plateados para abrocharse al cielo,
(o a lo mejor... son botones, o quizá... el horizonte);
es,
sentarse,
y esperar que regresen
el aire,
las cometas,
y la última ola -la séptima y más bella- que susurra (ahogado, resucitado, ahogado) mi nombre con sus Labios;

es,
esperar que la noche coloque
la luz
en donde debe,
las sombras donde debe,
y el amor...
en su sitio.

indah

domingo, 29 de marzo de 2009

Idea profunda nº 1


Ansío las estrellas
mas abocada estoy
a la pecera


Aparentemente, de vez en cuando los adultos se toman el tiempo de sentarse a contemplar el desastre de sus vidas. Entonces se lamentan sin comprender y, como moscas que chocan una y otra vez contra el mismo cristal, se inquietan, sufren, se consumen, se afligen y se interrogan sobre el engranaje que los ha conducido allí donde no querían ir. Los más inteligentes llegan incluso a hacer de ello una religión: ¡ah, la despreciable vacuidad de la existencia burguesa! Hay cínicos de esta índole que comparten mesa con papá: “¿Qué ha sido de nuestros sueños de juventud?”, preguntan con aire desencantado y satisfecho. “Se han desvanecido, y cuán perra es la vida…”. Odio esta falsa lucidez de la edad madura. La verdad es que son como todos los demás: chiquillos que no entienden qué les ha ocurrido y que van de duros cuando en realidad tienen ganan de llorar.

Sin embargo, es fácil de comprender. El problema está en que los hijos se creen lo que dicen los adultos y, una vez adultos a su vez, se vengan engañando a sus propios hijos. “La vida tiene un sentido que los adultos conocen” es la mentira universal que todos creen por obligación. Cuando, una vez adulto, uno comprende que no es cierto, ya es demasiado tarde, El misterio permanece intacto, pero hace tiempo que se ha malgastado en actividades estúpidas toda la energía disponible. Ya no le queda a uno más que anestesiarse como puede tratando de enmascarar el hecho de que no le encuentra ningún sentido a la vida, y engaña a sus propios hijos para intentar convencerse mejor a sí mismo.

De entre las personas que frecuenta mi familia, todas ha seguido el mismo camino: una juventud dedicada a tratar de rentabilizar la propia inteligencia, a exprimir como un limón el filón de los estudios y asegurarse una posición de elite; y luego toda una vida dedicada a preguntarse con estupefacción por qué tales esperanzas han dado como fruto una existencia tan vana. La gente cree ansiar y perseguir estrellas, pero termina como peces de colores en una pecera. Me pregunto si no sería más sencillo enseñarles a los niños desde el principio que la vida es absurda. Ello le robaría algunos buenos momentos a la infancia, pero permitiría que el adulto ganara un tiempo considerable (por no hablar de que uno se ahorraría al menos un trauma: el de la pecera).


Leyendo en voz alta un fragmento de “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery

domingo, 4 de enero de 2009

Destino



"El hombre es un dios cuando sueña
y un mendigo cuando reflexiona"
Friedrich Hólderlin"

“No es el martillo el que deja perfectos los guijarros,
sino el agua con su danza y su canción.”
R. Tagore

Ansío llegar al fin de mis días con la sonrisa en los labios, el corazón tranquilo, la mente despierta y el alma en paz.

Ansío llegar al fin de mis días de la mano del niño que fui, del joven que fui, del hombre que soy y del viejo, que si Dios quiere, seré. Ellos, maestros de mi vida, me acompañan en este peregrinaje y me rocían con sus dones: la inocencia, la pasión, el temple y la sabiduría.

Ansío la sabiduría suficiente para aceptar las alegrías y la penas, la salud y la enfermedad, la juventud y la vejez, el goce y el dolor, como se acepta el tiempo: el sol, el calor, la lluvia, el temporal, la nieve o el frío; ó las estaciones: la primavera, el otoño, el verano o el invierno. Porque no esta en mi mano dominar los acontecimientos pero si la forma de afrontarlos. Porque como en el tiempo el cambio continuo es lo único que permanece.

Ansío la sabiduría suficiente para amar a mis semejantes, incluso a mis enemigos, y desterrar toda semilla de odio, ira o envidia en mi corazón; para dejarme amar por mis semejantes sin fronteras, sin alambradas, sin desconfianzas vanas; para amar y dejarme amar a pesar de los fracasos, de las heridas y de las cicatrices que la vocación de amante y de amado, como espinas de un rosal, conlleva en su ejercicio.

Ansío la sabiduría suficiente para que mi talento e inteligencia -siempre relativos- sirvan para alcanzar las metas que me proponga y sean usados con la ética y la moral que habita en mí, en algún lugar del alma, -aunque está limitación impida obtener fama, poder o riquezas- sabiendo en todo momento, con independencia del éxito, que nunca seré ni más ni menos que ninguna otra persona de este u otro planeta –todas, incluso las menos talentosas merecen mi respecto- y mantener vivas en mi las violetas de la humildad, la sencillez y la modestia.

Mi destino es ser mi mejor yo, aniquilarlo y fundirme en el universo.

Joshua Naraim


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails