miércoles, 22 de septiembre de 2010

A los amigos


Amigo, bebe mi vino en mi propio vaso,
que, echado en el de otro,
pierde su flor y su espuma.

No puedo darte soluciones para todos tus problemas de la vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlos contigo.


No puedo evitar que tropieces,
solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.


Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos,
pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.


No juzgo las decisiones que tomás en la vida,
me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.


No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar,
pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer.


No puedo evitar tus sufrimientos cuanto alguna pena te parte el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.


No puedo decirte quién eres ni quién deberías ser,
solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.


En estos días pensé en mis amigos y amigas,
y entre ellos apareciste tú.


No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.


Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero,
el segundo o el tercero de tu lista.


Basta que me quieras como amigo.


Gracias por serlo.

4 comentarios:

gaia07 dijo...

Siempre has de tener tiempo para los amigos.
Un abrazo

isla dijo...

Tú eres un ...
Amigo : J - Justo, jovial
O - Ocurrente , original
S - Sincero, sencillo
H - Humano... honesto
U - Único
A - Amable y apacible.
con todo ésto... te tendremos que cuidar
bicos
isla

Joshua Naraim dijo...

¡Siempre, Gaia!
Si no me pesa el tiempo que pierdo en este blog es por algunos de vosotros. Por unas pocas personas, de las que desconozco casi todo, con nombres raros y supuestos, casi siempre, pero que me inspiran confianza, me dan su caricia solar (cálida y lejana) e incluso, sin ningún reparo, siento como germen de amistad crece cada día.
Me estoy poniendo sentimental...
Un abrazo y tres besos

Joshua Naraim dijo...

¡Qué decirte, Isla: ocurrente, original, encantadora!
¡Que bonitos ojos tienes!
¡Qué bien me veo en ellos!

Aunque soy un poco esquivo a los excesos, me dejaré cuidar, el goce de las buenas compañías no tienen precio y si mucho valor.

Gracias, por estar ahí.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails