miércoles, 21 de julio de 2010

Fama, éxito, importancia y prestigio


"Un hombre es rico
en proporción a las cosas
que puede prescindir"

¿Que estás pensando? me interroga la cabecera del Facebook.

Al instante revolotean por mi cerebro cuatro palabras tan similares como diferentes: fama, éxito, importancia y prestigio.

Recuerdo un viejo post: ¿Qué es el éxito? en este mismo blog, y también las siete leyes espirituales del éxito tratadas en el blog Alquimia Espiritual

Tecleo en Google mis cuatro palabras y encuentro, en Plano Creativo  este interesante post que reproduzco: 

Obsesionado por la búsqueda de aplauso y la felicitación, investigaba el significado profundo de esta actitud vital. En un libro de poesía encontró la siguiente definición:

“La atención acumulada y estancada forma parte de lo que comúnmente se conoce como prestigio”

Desde aquel instante dejó de creer que la importancia de un individuo estuviera representada sólo por su fama.



Aquel periodista quiso entrevista a una compositora y pianista de fama mundial. En una revista cultural había leido un titular que le dejó intrigado:

“Marieta Jerskova padece una sordera selectiva, no oye los aplausos”

El curioso periodista viajó por medio planeta, batalló para lograr una cita con la pianista y al fin le preguntó:
-Marieta, ¿desde cuando le ocurre este padecimiento? ¿cómo lo vive?
A lo que la popular cantante respondió:
-Después de una brillante representación, sumida en la euforia de los aplausos y ovaciones que me llegaban desde las butacas del auditorio, tuve una especie de alucinación. Vi en cada hombre del público a mi padre y en cada mujer a mi madre. Tras reponerme del impacto, comprendí que aquél era el sentido de toda mi carrera artística. Esta sordera no es un padecimiento, es el final de un camino y el comienzo de otro. Ahora mis oídos, en lugar de percibir los aplausos, reciben nuevos acordes, inspiraciones para componer mis próximas obras, cuyo destino no es otro que el de embellecer el mundo.

Encuentro unas viejas notas tomadas a lápiz:

...la importancia no viene de fuera, todos la llevamos dentro.

La importancia es hacer reír a tu pareja,
el horizonte de un viaje soñado,
la explosión de un vino de terciopelo.

La importancia son los buenos días de tu vecino
o una palmada en la espalda.

La fama es una manera muy rara de ser importante, de perder el tiempo

Lo que te da la fama no compensa lo que te quita.

6 comentarios:

isla dijo...

Me acerco hasta tu ventana y tengo que decir que sólo por la música tan agradable ya merece la pena quedarse.
La frase de David Thoreau me ha parecido fantástica, tengo que reconocer que personalmente, todavía hoy sigo luchando por ser "rica".

Prometo visitarte a menudo.
Un saludo
isla

Joshua Naraim dijo...

Bienvenida Isla, gracias por tu visita. Me alegra que te hayas encontrado a gusto y con intenciones de volver de cuando en vez.
Nos vemos.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Todos nos dejamos seducir por el canto de las sirenas, pero hay que resistirlo y seguir impasibles nuestro camino. En algún momento sacaré tiempo para curiosear por tu otro blog. Un abrazo.

gaia07 dijo...

La fama en un ámbito cercano, el éxito en sentirte bien, la importancia que des a tu quehacer y el prestigio que realmente necesites para conseguir una existencia feliz, solo está en tu mano.

Un beso

Joshua Naraim dijo...

Esta claro, Mateo, que hay que atarse al mástil, para no sucumbir.¡Somos tan débiles a la vanidad!
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Lo importante es vivir a pesar de todo y de todos, y esa finalidad, común a todos los humanos, la llevamos grabada en nuestro ADN. Como diría la famosa "princesa del pueblo" Belén Esteban: "Por vivir, matooo"
Un beso, Gaia

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails